La sin par Melisendra

Hoy presentamos a nuestra Melisendra, único personaje femenino en El retablo de maese Pedro. Es la hija del emperador Carlo Magno y esposa de Don Gayferos. Está cautiva en poder de moros, en la ciudad de Sansueña y hacia allá parte Gayferos para rescatarla. Por ayudarlos en su huída, cuando están siendo perseguidos por los moros, es que Don Quijote, preso de cólera, saca su espada para hacer justicia mas lo que consigue es destrozar  el teatro de maese Pedro.

¿De dónde  procede su imagen y por qué?

Si observamos compañías de títeres ambulantes que han ido pasando de padres a hijos, podemos ver en un mismo espectáculo títeres que no tienen que ver unos con otros, que se nota siguiéndoles la pista que sus constructores son personas diferentes. Algunas figuras combinan la cabeza de un personaje con las manos de otros, por ejemplo. Los títeres antiguamente pasaban de mano en mano, de generación en generación y se iban adapatando a sus nuevas percipecias.

En nuestro Retablo quisimos que esto fuera palable de alguna manera, que hubiera una referencia a esos títeres que pudieron existir en los tiempos a los que hace referencia Cervantes, y por eso mezclamos estéticas y aspectos distintos para las figuras del teatrito de maese Pedro. De esta forma se pueden ver algunos muy toscos, otros con rasgos más medievales, o ingenuos, o con un aspecto más cuidado…

Enrique Lanz fue más lejos y reinterpretó un títere de su abuelo Hermenegildo. Observando la plantilla que este hiciera para la versión escénica de 1925 (cuando el estreno de El retablo en España), se percató que el personaje se parece al títere de la niña, que algunos meses antes tallara Hermenegildo para la función de Títeres de cachiporra, del 6 de enero de 1923, junto a Manuel de Falla y Federico García Lorca.

Melisendra

Estos parecidos nos resultan lógicos si sabemos que aquella función del Día de Reyes fue un laboratorio consciente, un auténtico patrón de pruebas para lo que tendría lugar meses después en París, en el palacio de la Princesa de Polignac.

Por eso Enrique Lanz decidió, en claro homenaje a su abuelo, construir su Melisendra a partir del títere de La niña que riega la albahaca, y emular a su manera, a aquellos titiriteros antiguos que pasaban sus muñecos de generación en generación.

Melisendra

Pin It on Pinterest