La Alhambra en

El retablo de maese Pedro

El más emblemático monumento granadino está presente en El retablo de maese Pedro desde sus  orígenes. No olvidemos que Manuel de Falla vivió largos años en las faldas de la Alhambra y escribió gran parte de esta ópera a pocos metros del monumento andalusí que bien conocía.  Por eso no sorprende que en la carta remitida a Hermenegildo Lanz el 28 de abril de 1923 desde París, en la que le proponía realizar los títeres y partes de los decorados de la ópera, escribiese:

“Como recordará usted deseo que tanto la decoración de este cuadro como los personajes (teatro planista) sean inspirados por los frescos de la Sala de Justicia (color, indumentaria, etc.). Por excepción no hay que seguir la indicación de Cervantes sobre la indumentaria mora de Melisendra.  Inutil recomendar a Vd. la lectura de los capítulos de la 2da. parte del Quijote referentes más o menos al Retablo…”

AlhambraH. Lanz siguió al pie de la letra el deseo del compositor y estudió los hermosos frescos datados entre los siglos XIV y XV que se encuentran en este espacio de la Alhambra, también llamada sala de los Reyes. En su archivo se conservan numerosos dibujos y bocetos de las búsquedas que hizo para representar el espacio del segundo cuadro la torre donde está cautiva Melisendra, y también otros personajes de esta escena como el Rey Marsilio.

BOCETO 43

BOCETO 59

Sus variados croquis, desvelan además que Lanz no era un simple artista plástico que plasmaba bellas formas en un papel, sino un escenógrafo en toda regla, que pensaba la escena en su totalidad, seccionando los planos del decorado, no olvidando la parte práctica de la realización, las medidas, los mecanismos, incluso se conservan listas de materiales y cuentas… CROQUIS HL 5

 Para crear al Rey Marsilio H. Lanz partió de uno de los reyes de las pinturas de la Alhambra.

BOCETO 19

Este es el modelo original: 041306

Y este es el boceto para el títere plano del Rey Marsilio:

BOCETO 20

Tal era la identificación de Hermenegildo con Falla y su Retablo, que cuando el Ayuntamiento de Granada nombró hijo ilustre de la ciudad al compositor, y le encargó a Lanz la realización del pergamino, este hizo también una carpeta donde guardarlo, con los motivos de la torre de la Alhambra. La hermosa carpeta trabajada en cuero y batik, refleja el momento en el que Don Gayferos se acerca a la torre donde está cautiva Melisendra.

HL fundapergamino

Enrique Lanz, fiel a los deseos de Falla y a la obra de su abuelo, se inspiró también de las imágenes de la Alhambra. En su puesta en escena la torre de Melisendra parte de la del abuelo, también Marsilio… Incluso la túnica que lleva Carlo Magno, roja con estrellitas, tiene los motivos y tonos del techo de la sala de los Reyes…

Marsilio y Melisendra

 Detrás de cada títere, objeto o imagen de este espectáculo, hay una honda historia que contar…

 

Pin It on Pinterest