La propuesta escenográfica

Como hemos apuntado en otras ocasiones la escenografía de El sastrecillo valiente se diseñó recreando el ambiente de la sastrería de un teatro. Enrique Lanz la diseñó tomando como elemento central una gran mesa de trabajo, alrededor de la cual evolucionan los personajes. Además de esta mesa, una alta estantería es otra pieza de gran peso visual en el conjunto de la escena. Ambas -estantería y mesa- se desplazan y evolucionan a lo largo del espectáculo, acorde con la peripecias de nuestro héroe.

Después de un primer proyecto a pequeña escala, y los primeros trabajos en planos para precisar las medidas, hicimos los primeros tanteos, para definir volúmenes y muchas otras características.

1ros tanteos

Este proceso de construcción de la escenografía, se llevó a cabo, como el resto de las realizaciones de títeres y vestuarios, en el Parque de las Ciencias de Granada, dentro de las actividades de nuestra exposición Títeres. 30 años de Etcétera. Participaron varios miembors de nuestra compañía, principalmente Carlos Montes, Óscar Ruiz, Cuca Vidal, Araceli García, y por supuesto, Enrique Lanz.

Carlos trabajando

Además de estos dos elementos, otros como rollos de telas, percheros y maniquíes – y también proyeccciones de vídeo-  conforman el conjunto de la propuesta escenográfica.

Mesa final

Diseñar una escenografía teatral para títeres es un ejercicio que por lo general resulta difícil, pues debe conocerse la naturaleza del lenguaje titiritero, para potenciar su juego. Aquí por ejemplo, la mesa, con sus múltiples puertas y cajones, es el perfecto “escondite” para el sastre en la escena en la que se enfrenta al jabalí.

Estantería y maniquíes

TR General

 Un detalle curioso: la estantería se diseñó a partir de múltiples fotografías de verdaderas estanterías de la sastrería del Teatro Real.

Pin It on Pinterest