El alma del pueblo

Experiencia de teatro y cine documental en torno a las tradiciones de títeres alrededor del mundo

 una historia de amor entre el ser humano y los objetos

Paisajes, climas, vegetación, regímenes políticos, religiones, comidas, colores, vestimentas, ambientes, ritmos… Todo esto y más configura al ser humano, lo hace diferente a la vez que parecido, único en la variedad, similar en el conjunto. La relación con los objetos no es ajena a esta evidencia. Desde los más cotidianos, hasta las formas de navegación y transporte, las herramientas, los instrumentos musicales…

El títere tradicional es una metáfora de estas diferentes vidas humanas. Está presente en culturas muy distantes, siempre síntesis del pensamiento, la espiritualidad, la sensibilidad, el saber hacer de cada sociedad. El títere es esa encrucijada en la que se encuentran y cruzan formas de artesanía, materiales y herramientas, danzas, músicas, cantos, mitos, historias, máscaras, formas teatrales. Toda la vida converge hacia el títere y este es un hermoso reflejo de su gente, el alma del pueblo…

Muchas tradiciones de títeres han llegado hasta nuestros días con varios siglos de historia. Sin embargo, en el siglo XXI los cambios sociales son una amenaza visible que nos lleva a pensar que muchas de estas van a desaparecer rápidamente.

Ante esta certeza, hemos iniciado un proyecto que pretende indagar, documentar y dar a conocer los títeres tradicionales que se conservan actualmente, otra de nuestras iniciativas en la difusión del arte de los títeres.

Este proyecto se desarrollará durante varios años y se irá mostrando paulatinamente, enriqueciendo con nuevos personajes y retratos de artistas vinculados a la actividad titiritera en distintos rincones del mundo.

Sinopsis:

Yanisbel, una especialista y defensora de los títeres, entra en escena para hablar sobre tradiciones amenazadas, maestros sin discípulos, coleccionistas, sobre las diferentes formas de construir los títeres, y de transmitir a los más jóvenes el oficio, según las  distintas culturas. Comienza haciendo referencia a Don Cristóbal, el héroe popular español, títere de guante prácticamente desaparecido. Y recuerda aquella función histórica llamada Títeres de cachiporra, que hicieron Manuel de Falla, Federico García Lorca y Hermenegildo Lanz en Granada, el 6 de enero de 1923. Para ayudar a Yanisbel en estos menesteres, un miembro de la compañía, JFJ, es el encargado de poner las imágenes de vídeo. Pero este personaje, que es un titiritero de “raza” quiere más. Él no se contenta con “darle al botón”, sino que quiere actuar, jugar en directo… Intentando ayudar a Yanisbel, JFJ comienza poco a poco a intervenir -tocando el violín, mostrando títeres de diferentes técnicas. Pero ella prefiere que él permanezca quieto tras la pantalla y que el público preste más atención a los vídeos que se van proyectando; por eso reprime los gestos de su colega. Sin embargo JFJ consigue salirse con la suya -actuar en directo- saca un teatrito y hace una escena de guante, protagonizada por el inmortal Pulcinella. De la pantalla van surgiendo también títeres de diferentes lugares del mundo: un calao, marotte de la tradición maliense, llega de pronto a las manos de Yanisbel, un hada vietnamita que baila sobre el agua se coloca en el centro de la escena, y se crea una rica confabulación entre unos planos de realidad y otros.

Otras consideraciones:

El alma del pueblo es una llamada de atención, un acto de amor al arte de los títeres.

Muchas tradiciones de títeres han llegado hasta nuestros días con varios siglos de historia. Sin embargo, en el siglo XXI los cambios sociales son una amenaza visible que nos lleva a pensar que muchas de estas van a desaparecer rápidamente. Ante esta certeza, hemos iniciado un proyecto que pretende indagar, documentar y dar a conocer los títeres tradicionales que se conservan actualmente, otra de nuestras iniciativas en la difusión del arte de los títeres. Títeres con una estética hiperrealista, construidos con materiales y técnicas contemporáneas, se combinan con una actriz en directo, títeres de tradiciones milenarias, y numerosos vídeos, creando un gran contraste entre las distintas formas de expresión, y trastocando en el espectador los límites entre la ficción y la realidad Este proyecto se desarrollará durante varios años y se irá mostrando paulatinamente, enriqueciendo con nue-vos personajes y retratos de artistas vinculados a la actividad titiritera en distintos rincones del mundo. Este espectáculo es una manera de ir compartiendo con el público esas tradiciones y maestros que vamos documentando. En escena se crea pues una tensión entre los títeres en directo y los filmados, entre la realidad que pasa a través de una pantalla y esa otra más directa y palpable, entre el espectáculo en vivo y la imagen audiovisual

Fotogalería “En busca del tesoro”, publicada en El país
El alma del pueblo es un canto a la cultura de la marioneta y a las tradiciones titiriteras vernáculas que, de Vietnam a Turquía, de Nápoles a São Paulo, están en riesgo de correr idéntica suerte que la del casi desaparecido Don Cristóbal español. Punch & Judy, Pulcinella, Karaguiosis y otros personajes del acervo popular desfilan en magníficas imágenes documentales, alternando con marionetas en vivo, en el curso de este montaje didáctico, imprescindible para entender la génesis y la historia del teatro. Javier Vallejo, en El país, 14 de abril de 2016

“Muñecos auténticos, construidos en lugares lejanos, intercambian en la pantalla o en la escena con los títeres concebidos por Etcétera, hechos de materiales contemporáneos, realizados con una estética hiperrealista, deudora de un preciosismo que invita a mirarlos de cerca y fijarnos en los detalles increíbles de la piel, los cabellos o las articulaciones de las manos. El rejuego entre lo imaginado y lo real pierde sus demarcaciones, nos arrastra a todos en pos de una experiencia diferente. Sobria, pero fantástica,  rigurosa y a la vez intensa.” Rubén Darío Salazar, en La Jiribilla, nº 681, mayo-junio 2014

“La representación ofrecida por Etcétera fue en realidad el pase de una hora de imágenes seleccionadas de este documental sin fin (tienen ya más de 300 horas filmadas y están sólo en los inicios) con una presentación de Yanisbel V.Martínez y varias apariciones de dos misteriosos personajes que aparecen de vez en cuando, marionetas manipuladas detrás de un cortinaje, y que tenían la función de crear un contrapunto entre la imagen filmada y la interpretación en directo. Dos mundos que de vez en cuando se encontraban, cuando alguna de las marionetas que surgía en la pantalla de pronto se materializaba para aparecer corpóreamente sobre el escenario. Quedamos los espectadores maravillados de la riqueza y la fuerza de las imágenes vistas con ganas de que aquello no terminara nunca. Realmente son impactantes las escenas de los pasos articulados durante la Semana Santa de un pueblo de Granada, o las del Carnaval de la localidad de Lanz, en Navarra, de un arcaísmo tremendo, o el reportaje sobre el Belén barroco de Laguardia. Aunque luego el colorido y el interés de las imágenes todavía crecen más cuando la cámara nos sitúa en Mali, donde los maestros titiriteros guardan cientos de marionetas amontonadas en un almacén, algunas de varios siglos de antigüedad, o cuando vemos talleres de construcción en la India, en China, en Mali, en Italia… Quizás los momentos filmados de las marionetas sobre el agua del Vietnam sean las más impactantes, cuando comprendemos que el mismo Lanz tuvo que meterse en el agua para filmar algunas de las imágenes –como en efecto sucedió–, o cuando nos sorprenden las imágenes de bisontes cabalgados por niños que se superponen a las de escenas reales también con niños subidos a lomos de un búfalo.” Toni Rumbau, en Titeresante (España), 29 de mayo 2014

Ficha artística
Dirección, vídeos, títeres y escenografía: Enrique Lanz
Dramaturgia: Enrique Lanz y Yanisbel V. Martínez
Actriz: Yanisbel V. Martínez
Titiriteros: Enrique Lanz, Carlos Montes
Vídeos:
 Cámara y realización: Enrique Lanz
Edición: Dull Janiell Hernández, Enrique Lanz
Realización títeres: Etcétera y Barbatos FX Mecanismo
Hadas: Álabe Pequeña Mecánica Escenografía:
Realización escenografía: Carlos Montes, Óscar Ruiz
Costura: Mary Carmen Vidal
Producción: Etcétera. Es un proyecto en colaboración con la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales
Otras características del espectáculo
Este espectáculo tiene  un formato muy flexible, que se adapta fácilmente a distintos espacios y espectadores. Se puede realizar en recintos escénicos, y también en museos, centros educativos, salones de acto y lugares sin grandes infraestructuras ni dotación técnica. Se puede dirigir a públicos diversos:  escolares, familiares, adultos, para profesionales, estudiantes, etcétera. El contenido se adapta fácilmente a los diferentes públicos e intereses. Idiomas: español, francés o inglés. Duración variable: entre 35 y 70 minutos. En función de las características del público y de las sesiones. Dossier El alma del pueblo
Próximas funciones
El alma del pueblo 9-13 de septiembre: LUTKE, Bienal Internacional de Teatro de Títeres Contemporáneo, Eslovenia, proyecto All Strings Attached 20-22 de septiembre: Festival Internacional de Títeres y Figuras Arrivano dal mare, Italia 06-12 octubre: Festival Internacional de Títeres S. Obraztsov, Rusia 19-20 octubre: Lisboa, Portugal 16-19 noviembre: Festival Lutkokaz, Croacia, proyecto All Strings Attached
Prensa
El país, “La transferencia del ánima”, por Javier Vallejo El país, “La obra sin fin”, por Isabel Valdés Aragonés El país, “En busca del tesoro”, por Isabel Valdés Aragonés, fotografías Enrique Lanz El país, “Un viaje por diferentes culturas”, por Carlos Rivera La Jiribilla, nº 681, “Historias titiriteras con alma”, por Rubén Darío Salazar Titeresante, “Espectáculos en la feria de Sevilla”, por Toni Rumbau
VÍDEOS Y FOTOGRAFÍAS

Estas fotografías y muchas otras se pueden descargar en Flickr 

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest