El retablo de maese Pedro

Versión musical y escénica de un episodio de Don Quijote

Ópera de Manuel de Falla

Dirección escénica, escenografía y títeres: Enrique Lanz

Dirección musical: Josep Vicent

Iluminación: Alberto Rodríguez

Ayudante de dirección: Yanisbel Victoria Martínez

Coproducción: Etcétera, Gran Teatre del Liceu, Teatro Real,Teatro de la Maestranza, Teatro Calderón, ABAO, Ópera de Oviedo, con la colaboración de la Junta de Andalucía

Espectáculo estrenado en enero de 2009 en el Gran Teatre del Liceu, Barcelona.

Manuel de Falla contaba que de pequeño jugaba a representar con marionetas aventuras de Don Quijote para su hermana menor. Este era un personaje querido y familiar para el niño gaditano, antes de convertirse en el célebre compositor español. Por eso, cuando la princesa de Polignac le encargó en 1918 escribir una obra breve para orquesta de cámara, Falla le propuso el Capítulo XXVI de la Segunda Parte de la novela cervantina como argumento de su ópera, y sugirió además montarla con títeres, pues ese capítulo narra “la graciosa historia del titerero”.

La acción tiene lugar en una venta manchega donde Maese Pedro y su ayudante, el joven Trujamán, ofrecen una función de títeres para los huéspedes. Entre los espectadores se encuentran Don Quijote y Sancho Panza. Los títeres representan “el retablo de la libertad de Melisendra”, un romance medieval que cuenta cómo Don Gayferos rescata a su esposa Melisendra, prisionera por los moros en la ciudad de Sansueña (antigua Zaragoza). Don Quijote, al observar la escena, metido de lleno en la acción y queriendo hacer justicia, desenvaina su espada cuando los amantes huyen y son perseguidos por los moros. Pero los gestos del valeroso hidalgo sólo consiguen destrozar el teatrino y los muñecos del titerero.

Para el estreno de El retablo de maese Pedro en París en 1923, y luego en Sevilla en 1925, Manuel de Falla contó con diferentes colaboradores, entre ellos su amigo Hermenegildo Lanz. Este artista quería y admiraba profundamente a don Manuel, y guardaba con celo todo lo relacionado con él. Así, conservó desde la partitura y las cartas con los consejos de Falla, hasta las plantillas con las que confeccionó las figuras, los bocetos de los mecanismos de los muñecos, o la lista de materiales que necesitó para construir el teatrino y las marionetas.

Enrique Lanz siempre ha jugado con títeres, y creció admirando los muñecos, dibujos y bocetos de su abuelo Hermenegildo, entre los que estaban los que este hiciera para El retablo de maese Pedro. Por eso para Enrique Lanz el nombre de Manuel de Falla y las notas de su retablo quijotesco, han sido siempre un referente cercano, querido, muy especial. Tal vez por esa familiaridad, cargada de respeto y gratitud, es sólo en la madurez de su carrera que ha decidido llevar a escena esta obra. Y hoy lo hace con marionetas gigantes, como un monumento dedicado a Cervantes y a Falla, dos genios españoles, universales, eternos.

De Cervantes toma Lanz el recurso del teatro dentro del teatro, el juego entre niveles de realidad, de universos confundidos. El autor de El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha creó el personaje Cide Hamete Benengeli, quien –según la ficción literaria– creó gran parte de la historia de Alonso Quijano, el célebre hidalgo manchego que –apasionado por las novelas de caballería– creó a Don Quijote de La Mancha, quien a su vez creó el personaje de Dulcinea, dama a quien dedicarle sus honores. La ficción y la realidad en la obra de Cervantes están constantemente confundidas, distorsionadas por la imaginación de Don Quijote, y esta idea es el pilar del espectáculo de Enrique Lanz. Su puesta en escena teje un continuo juego de capas de realidad, de sorpresas visuales, de trampantojos, de ilusiones de verosimilitud trocadas.

Para su partitura Manuel de Falla emuló la mezcla de estilos literarios que utilizó Cervantes, y compuso su ópera a partir de músicas de diferentes épocas y estilos, combinando notas antiguas, folclóricas, litúrgicas o de vanguardia. Lanz se basa en esta idea y fusiona también estéticas, materiales e iconografías medievales y barrocas, inspirado además de la expresividad del arte africano o del art brut.

A pesar de ser una ópera breve, El retablo de maese Pedro, resulta una obra intensa y rica, pues todo el universo podría estar contenido en ella.

“Enrique Lanz ha convertido en títeres descomunales a los personajes que en la ópera de Falla y en el episodio del Quijote contemplan el teatrillo de Maese Pedro, resolviendo así la dificultad de presentarlo en un espacio de dimensiones imposibles, y jugando cervantinamente al juego de la ficción en el interior de otra ficción, del engaño aceptado que usurpa la verosimilitud de lo real y sume a quien lo contempla en un estado de alucinación no siempre transitorio. Manipuladores visibles y diminutos por comparación con ellas mueven desde abajo las grandes marionetas, pero eso no impide la seducción de que nos parezcan vivas.” Antonio Muñoz Molina, El País (Babelia), “El teatrillo del mundo”, 24.01.2009

“La propuesta de Lanz, además de ambiciosa y bella, resuelve el difícil problema del teatro en el teatro, haciendo inteligible la narración del cautiverio y liberación de la bella Melisendra. En este caso los personajes que cantan: Maese Pedro, Trujamán y Don Quijote están representados por cálidas figuras gigantes en tonos medios, que miran a los títeres del pequeño escenario (similar a la propuesta del Lanz que se puso en 1925). Orquesta y cantantes en primer plano. Así las cosas, un sincero aplauso para el trabajo de la compañía de títeres.” Jorge de Persia, La Vanguardia, “Excelente escena”, 07.01.2009.

“Lanz rompe, de entrada, los límites tradicionales del teatro de cámara y llena un escenario de las dimensiones del Liceo con sus espectaculares marionetas gigantes. Aprovecha el viejo recurso del teatro dentro del teatro para tejer en escena un juego de ficciones y realidades con Don Quijote de la Mancha y su fiel escudero, Sancho Panza, como espectadores activos. Pura magia artesana, casi un bálsamo visual en tiempos de culto tecnológico. Al acierto escénico de Enrique Lanz y la compañía Etcétera se une la entusiasta labor musical de Josep Vicent.” Javier Perez Senz, El País, “Un titiritero genial”, 05.01.2009.

Ficha artística

de Manuel de Falla

Dirección escénica, escenografía y títeres: Enrique Lanz

Dirección musical: Josep Vicent

Iluminación: Alberto Rodríguez

Ayudante de dirección: Yanisbel Victoria Martínez

Títeres

Concepto y supervisión: Enrique Lanz

Modelado:  Javier Castillo, Leonardo Gutiérrez

Talla: Enrique Lanz, Carlos Montes, Álvaro Ortega Beltrán

Moldes, vaciados y recubrimientos: Javier Castillo, Umar Ciudad, Elena Díaz, Alicia Fernández, Ariel García, Cécile Lamouroux, Osmani Pérez, Elena Vicente, José Luis Villegas Padilla, Taller Espuig

Pintura, construcción de elementos del vestuario y accesorios Carlos Montes, Álvaro Ortega Beltrán, Luis Rodríguez, Miguel Saura, Taller Espuig

Mecanismos: Gabriel Ferrigno, Enrique Lanz, Carlos Montes, Álvaro Ortega Beltrán, Luis Rodríguez

Maquetas: Javier Castillo, Leonardo Gutiérrez, Enrique Lanz, Elisa Ramos, José Rodríguez

Infografía: Javier Castillo, Enrique Lanz

Escaneado 3D: Latorre y Sanz Artesanos S.L.

Escenografía

Concepto y supervisión: Enrique Lanz

Estructuras metálicas y maquinaria escénica: José Luis Villegas Padilla, Óscar Ruiz

Pintura de telones de fondo: Carlos Montes

Impresión digital de telones de fondo: Jesús Carrasco S.L.

Accesorios del vestuario de los titiriteros: Raquel Vaquero

Proyecciones

Concepto y filmación: Enrique Lanz

Construcción del teatro de sombras: Éric Deniaud

Manipulación del teatro de sombras: Éric Deniaud, Yanisbel Victoria Martínez

Post-producción: Dèunidó

Operador de vídeo: Merlí Borrell

 

Investigación historiográfica: Abel González Melo, Enrique Lanz, Yanisbel Victoria Martínez

Regiduría y producción ejecutiva: Yanisbel Victoria Martínez

Otras características del espectáculo

Para todo público a partir de 8 años.

Duración: 45 minutos

Idioma: Castellano

El espectáculo podrá montarse en espacios de interior y exterior.

La orquesta estará conformada por un mínimo de 21 músicos y un director.

Próximas funciones

2017, Palma de Mallorca.

Prensa

Este espectáculo despertó gran interés por parte de la prensa. Aquí vinculamos solo una selección de los artículos publicados:   El País (Babelia), “El teatrillo del mundo”, por Antonio Muñoz Molina

El País, “Un titiritero genial”, por Javier Pérez Senz

La Razón, “Un Retablo con marionetas de altura”, por Fernando Sans Rivière

El Punt, “Un Retablo familiar”, por Jordi Maluquer

Granada hoy, “El nuevo Retablo de Lanz para maese Pedro: cuando la ilusión se hace tangible”, por Gonzalo Roldán Herencia

La Opinión de Granada, “El Liceo estrena El retablo de maese Pedro bajo la dirección de Enrique Lanz”, por EFE

Dietari Operístic, “Un dia al Liceu”, por Jaume Radigales

El País, “Entre marionetas gigantes”, por Nerea Pérez

ABC, “Falla a lo grande, para los más pequeños, en el Teatro Real”

El Imparcial, El retablo de maese Pedro, ópera con títeres para los pequeños espectadores del Real”, por Alicia Huerta

Diario de Cádiz, “Falla retornó al Real de Madrid con Etcétera Teatro”

Comentarios en el foro Una noche en la ópera

El Norte de Castilla, “Un todo extraordinario”

El correo digital, El retablo de maese Pedro: con la boca abierta”, por Isabel Urrutia

El comercio, “La profesión de titiritero siempre ha estado devaluada en este país”, entrevista a Enrique Lanz por Antonio Piquero

El comercio, “La pequeña grandeza de Falla”, por Ramón Avello

Le soir http://archives.lesoir.be/%AB-the-september-issue-%BB-de-r.j.-cutler-dvd-_t-20100203-00T5EL.html?query=retablo+maese+pedro&firstHit=0&by=10&sort=datedesc&when=-1&queryor=retablo+maese+pedro&pos=1&all=2717&nav=1

La libre, “Les fugasses colosses”, por Martine D. Mergeay

La libre, “Don Quichotte au bout de fils”, por Laurence Bertels

La libre, “Don Quichotte contre les géants”, por M.D.M

ABC Sevilla, “Enrique Lanz deleita a los escolares…”, por Andrés González Barba

Granada Hoy, “Emocionante Retablo”, por Juan José Ruiz Molinero

TVE, “El retablo de maese Pedro en Granada”, por Ana Romero

Granada Hoy, “Manuel de Falla agiganta sus figura”

Ideal, “La compañía Etcétera recibió a la OCG para rendir homenaje a Britten y a Manuel de Falla”, por Andrés Molinari

Enlaces

Blog relacionado con la función de El retablo de maese Pedro en Granada, el 25 de junio de 1923, el día del 90 aniversario de su estreno en París. Función celebrada en el marco del 62º Festival Internacional de Música y Danza. Contiene gran cantidad de información sobre la puesta en escena de Enrique Lanz.

 

El Quijote interactivo es un proyecto que permite un acercamiento innovador a la primera edición de la obra cumbre de Cervantes, conservada en los fondos de la Biblioteca Nacional de España.

 

Programa de mano / ficha didáctica  del espectáculo El retablo de maese Pedro.

 

Archivo Manuel de Falla, Granada.

 

Josep Vicent, director musical.

 

VÍDEOS Y FOTOGRAFÍAS

 

Estas fotografías y muchas otras se pueden descargar en Flickr 

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest