La serva padrona

Ópera bufa con títeres

Música: Giovanni Battista Pergolesi

Libreto: Genaro Antonio Federico

Títeres, escenografía y puesta en escena: Enrique Lanz

Producción: Etcétera

Vespone. Fotografía de Javier del Real.Espectáculo estrenado en abril de 1998 en el Auditorio Manuel de Falla, Granada, con los cantantes Mariola Cantarero y Pau Bordas, dirigidos junto a la OCG por Vincent Monteil.

En el mismo siglo en que Pergolesi escribía La serva padrona era usual en Italia la representación de óperas para niños con títeres en pequeños teatros de los palacios. Los propios titiriteros encargaban las composiciones a los músicos. Como ejemplo de la magnitud de este fenómeno, Haydn escribió diez óperas específicas para marionetas. En el Nápoles que conoció Pergolesi convivían tanto las representaciones de óperas con títeres, como el popular Pulcinella y canciones de gesta ilustradas con títeres, que darían lugar a finales de siglo a lo que hoy conocemos como la opera dei pupi, sicilianos y napolitanos.

 

A finales del siglo XVIII, una compañía italiana afincada en Londres llamada Italian Fantoccini, contaba con La serva padrona en su repertorio. Más recientemente, la prestigiosa compañía de Vittorio Podrecca, Teatro dei Piccoli, que recorrió el mundo entero, debutó en 1914 con un programa compuesto por tres espectáculos musicales entre los que estaba La serva padrona.

La propuesta de Etcétera se distancia de los planteamientos tradicionales de las óperas con títeres, donde este es la mera representación de un personaje. Los diversos elementos de este espectáculo (instrumentistas, cantantes, actor, titiriteros y títeres) permiten la interacción de cada uno de ellos, traspasando los registros a los que pertenecen.

Uberto (títere) y la soprano (Eugenia Enguita). Fotografía de Javier del Real.

Con Etcétera el espectador es partícipe de un entramado que reúne a unos titiriteros del siglo XVIII, que recorren el mundo con su espectáculo, sus títeres, y que adoptan autonomía frente al libreto de la obra, y encarnan, a su vez, a los actores de una función de la Commedia dell´Arte. Esto se mezcla con en el plano de los músicos, el director y los cantantes (de nuestros días) que por momentos se ven envueltos en situaciones cómicas con los títeres, al escapar estos de sus papeles de la obra. El espacio escénico se configura a partir de la aparición de los títeres entre los músicos (una soprano y un barítono junto a un orquesta de cámara y en torno a un clave).

 

Títeres de aspecto gastado y polvoriento, cuentan con un complejo mecanismo de manipulación que les permite una movilidad orgánica y natural. Construidos en madera y arpillera, están unidos al cuerpo del manipulador, dejándole las manos libres para el uso de varillas y demás recursos. La serva padrona de la compañía Etcétera es la excusa para crear un espectáculo que va más allá de la música y de los títeres, para devenir una fuente de referencias, un discurso sobre los conciertos, el teatro y su puesta en escena.

Títeres, cantantes, músicos, director... Fotografía de Javier del Real.

Prensa

 

VÍDEOS Y FOTOGRAFÍAS

Estas fotografías y muchas otras se pueden descargar en Flickr 

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest